Sep 2016

Adopción del nuevo marco para la paz

Conciliation Resources se unió a más de 40 organizaciones de construcción de paz para emitir una declaración conjunta dirigida a los Estados Miembros de la ONU sobre la adopción del nuevo marco global para la paz:

 
Durante el año del septuagésimo aniversario de las Naciones Unidas, los Estados Miembros promulgaron nuevos y audaces acuerdos tendientes a   “promover sociedades pacíficas, justas e incluyentes, libres de miedo y violencia" y a “dedicar una atención internacional continuada al sostenimiento de la paz”, en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y las resoluciones A/RES/70/262 y S/RES/2282 sobre la Consolidación de la Paz. En las deliberaciones de la ONU en varios otros contextos, como acción humanitaria, socorro en casos de desastre, desplazamiento, acciones relativas al cambio climático, prevención del extremismo violento, construcción de paz y defensa de los derechos humanos, incluidos los derechos sociales y económicos, es evidente el nuevo énfasis en la construcción de paz y la prevención del conflicto violento, impulsado por los múltiples retos globales. 
 
Si bien el llamado a prestar mayor atención a la construcción de paz y la prevención no es nuevo, al tomar estas acciones conjuntamente, surge un marco normativo universal innovador que propende por la paz, la justicia y la inclusión en todos los países y a todos los niveles, así como un mandato de paz revitalizado como principio fundamental transversal del sistema de Naciones Unidas. 
 
Al aproximarnos al 71° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU y al nombramiento de un nuevo Secretario General, el reto consiste en convertir este nuevo compromiso de alto nivel en realidad, afirmar y generalizar sus principios, implementar sus ideas en nuestros países y alrededor del mundo y financiar plenamente las acciones requeridas. 
 
Como organizaciones dedicadas a la construcción de paz en todo el mundo, celebramos este nuevo compromiso de los Estados Miembros. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que tomen los siguientes pasos en las semanas siguientes y más allá:
 
  •  Generalizar las políticas de paz: La Agenda 2030 afirma que la paz y el desarrollo dependen el uno del otro. Ahora es necesario integrar más ampliamente este concepto fundamental en los procesos de políticas de la ONU, incluidos aquellos enfocados en el desarrollo (tales como las próximas negociaciones de la Revisión Cuadrienal Amplia de la Política - QCPR), la acción humanitaria (incluidos la cumbre sobre Refugiados y Migrantes y el seguimiento a la Cumbre Humanitaria Mundial - WHS y la Agenda para la Humanidad) y la construcción de paz. La ONU sólo podrá cumplir con su compromiso de consolidación de paz cuando converjan sus pilares de seguridad, derechos humanos y desarrollo. 
 
  • Implementar la paz en casa: Como parte de la implementación de la Agenda 2030, todos los países se comprometieron a volverse más pacíficos, justos e incluyentes. Alentamos a los Jefes de Estado y de Gobierno a que destaquen sus esfuerzos en ese sentido durante el próximo Debate General, y pedimos que los planes e informes nacionales para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) le den el peso adecuado a las cuestiones relacionadas con la paz como una de las cinco 'áreas de importancia crítica' identificadas por los Estados Miembros en septiembre pasado. 
 
  • Promover la paz alrededor del mundo: La Agenda 2030 exige una gobernanza global más colaboradora, protectora y equitativa. En consecuencia, solicitamos que las decisiones de nivel global, ya sea relacionadas con comercio, crimen transnacional, flujo irresponsable de armas,  políticas tributarias o paz y seguridad (incluido el terrorismo), se tomen de manera tal que se dé prioridad a las necesidades y perspectivas locales de largo plazo, se utilicen principios de 'no causar daño ' y apoyen la paz, justicia e inclusión de los muchos en el largo plazo, más que las prioridades de corto plazo de unos pocos. 
 
  • Apoyar la financiación de la paz: El nuevo compromiso de los Estados Miembros con la paz y la prevención debe reflejarse ahora en un aumento significativo de la financiación estratégica local, bilateral y multilateral de largo plazo. Hacemos un llamado a los Estados Miembros para que apoyen la Conferencia de Alto Nivel sobre Promesas de Contribuciones al Fondo para la Consolidación de la Paz de la ONU y se aseguren de que el seguimiento a la Conferencia de  Addis Abeba le dé el debido peso a la financiación de iniciativas que promuevan sociedades pacíficas, justas e incluyentes. 
 
  • Proteger y apoyar la inclusión de la sociedad civil: Para promover la paz en todas partes y a todos los niveles, es necesario incluir a  la sociedad civil, incluidos los grupos de jóvenes y de mujeres.  No obstante, los gobiernos alrededor del mundo se están moviendo en la dirección contraria al imponer restricciones onerosas a la capacidad de los grupos de la sociedad civil para ser eficaces, pronunciarse y lograr acceso a la financiación.  Llamamos a los Estados Miembros a que cambien este rumbo y al sistema de la ONU a que incorpore la inclusión en todos sus procesos locales y globales. 
 
El Director Ejecutivo de Conciliation Resources, Jonathan Cohen compartió su 'Nueva Agenda para la Paz' en un evento con motivo del aniversario de  FriEnt. Lea aquí sus planteamientos.

 

 

 

 

 

Read more on

Región